Todo lo que tienes que hacer es leer las noticias en estos días para recordar que la seguridad nunca ha sido tan importante. ¿Y quiénes son los más afectados? Las pequeñas empresas. De hecho, más del 70 por ciento de los ataques ocurren a empresas con menos de 100 empleados, con una pérdida promedio de unos USD 410,000.1

El problema es cómo responder. Muchas pequeñas empresas no están seguras de cómo proteger sus datos, y su reputación, de lo que es una lista en expansión de amenazas. Al desafío se suma el hecho de que cada empresa utiliza la tecnología de manera un poco diferente, con necesidades únicas de protección cibernética.

Pero hay una lista de cosas que cada empresa puede y debe hacer para protegerse.

1. Asegúrate de tener un software actualizado. Podríamos llamar a esto la fruta de bajo perfil. Si se queda atrás con su software, corre el riesgo de dejar una ventana abierta lo suficiente para que algún actor malo se cuela. Por lo tanto, la próxima vez que reciba una de esas alertas de actualización de software, tome ese simple paso para corregir esas fallas en la versión anterior del software y bloquear esas ventanas.

2. Aborda todos tus dispositivos y redes Wi-Fi. Es un mundo de múltiples dispositivos en el que vivimos, y eso es igual de cierto en el lugar de trabajo. La pregunta que debes responder es: “¿Nuestra empresa necesita revisar nuestras prácticas y procedimientos para el uso de dispositivos?” Ello significa abordar el riesgo y la respuesta de los teléfonos, tabletas y computadoras de escritorio para garantizar todo lo posible que todos estén seguros y protegidos por efectivas políticas de autenticación y autorización. También está el problema de las redes Wi-Fi que usas. ¿Qué tan seguras son?

3. Manténte al día sobre los riesgos y las amenazas. Una cosa que sabemos sobre los que se inclinan por el comportamiento malicioso es que están cambiando constantemente sus herramientas y tácticas. Esto es especialmente cierto con el emergente Internet de las cosas de hoy, donde hay más dispositivos conectados que nunca, incluyendo todo, desde nuestros automóviles hasta nuestras bombas de insulina. Eso significa que construir una respuesta de seguridad efectiva requiere mantenerse actualizado sobre las nuevas amenazas a la seguridad de su negocio. El conocimiento no es solo poder, sino también seguridad.

4. Actualiza a PCs más nuevas y más seguras. La verdad es que las máquinas más antiguas, además de costarte más para mantener, son más vulnerables a las amenazas de seguridad cada vez más sofisticadas de la actualidad. Lo cual tiene tiene sentido. Esos malos actores han tenido tiempo de sobra para encontrar formas. Además, cualquiera que lo haya intentado sabe lo difícil que es integrar dispositivos móviles y PC viejas con software desactualizado. Eso significa que podría ser el momento de actualizar a nuevas PC y tabletas Intel para proteger tu red y tu negocio. Las nuevas PC con Windows 10 Pro y los últimos procesadores Intel Core ofrecen mejoras de seguridad como Windows Hello, que incorpora seguridad biométrica y funciones de seguridad integradas basadas en hardware que utilizan tus tasgos faciales, iris o huella digital para iniciar sesión.